Inicio

A los 5 millones de pesos ofrecidos por la Alcaldía de Chía por información que conduzca al paradero de María José, la bebé que desapareció en compañía de su papá este sábado en la vereda Cerca de Piedra, la Policía Nacional adicionó 15 millones de pesos más de recompensa.

El hombre, identificado como Alexander Ospina Castro y quien se llevó a la niña la tarde de este sábado luego de una pelea conyugal con su pareja Yudis Pereira, habría sido visto en uno de los billares de la zona céntrica de Chía, sin la bebé.

Las investigaciones, en las que trabajan sin descanso la Secretaría de Gobierno e investigadores y efectivos de la Dijín, el Gaula e Infancia y Adolescencia de la Policía Nacional, apuntan también a que el hombre pudo haberse trasladado al departamento del Meta, en donde testigos aseguran haberlo visto.

El hombre, procedente de la Costa Caribe y quien llevaba poco más de un mes residiendo en Chía junto con su compañera y con la bebé, vestía un jean azul desgastado, tennis verde flúorescente y camiseta gris de mangas largas.

Sobre las 10 de la noche de este sábado las autoridades empezaron la angustiosa búsqueda de Alexander Ospina Castro, un hombre quien se llevó a su hija no biológica la tarde de este sábado en medio de una pelea conyugal con la madre de la niña.

Acorde con la investigación, el hombre, procedente de la Costa Caribe, vestía un jean azul desgastado, tennis verde flúorescente y camiseta gris de manga larga.

Desde anoche, cuando la madre de la menor de apenas de 4 meses dio aviso a las autoridades, la Administración Municipal empezó una implacable búsqueda que arrancó por la vereda Cerca de Piedra, cerca al resguardo indígena, lugar en el que vieron al hombre y a la niña por última vez.

La alcaldía, en cabeza del secretario de Gobierno del Municipio, William Tamayo, ofreció una recompensa de 5 millones de pesos por quien entregue información que sirva para esclarecer el paradero de la niña.

 

Durante tres días consecutivos se realizaron operativos de seguridad en más de 10 sectores urbanos y rurales de Chía, que dejaron como resultado la incautación de 120 gramos de sustancias psicoactivas, 7 frascos de Popper, así como el sellamiento de 5 establecimientos públicos nocturnos, la incautación de 35 armas blancas, 2 de fuego y finalmente 50 sujetos conducidos al Centro de Traslado por Protección (CTP).

Con la presencia del coronel Nelson Zabala, comandante del Distrito de Policía del que hacen parte varias poblaciones de la Sabana incluida la Ciudad de la Luna, se desarrolló anoche en Chía el segundo gran operativo en contra de delincuencia y tráfico de estupefacientes en lo que va corrido de la semana.

Más de 50 uniformados, el CAI móvil, agentes de tránsito y transporte de la Secretaría de Movilidad y varios funcionarios de la Administración Municipal hicieron parte de la acción, la segunda