Inicio

Un verdadero bombardeo de noticias relacionadas con saneamiento básico y conservación ambiental hizo el alcalde Leonardo Donoso este viernes en el SENA, a propósito de la Primera Semana Ambiental de Chía que se celebra desde el pasado 5 de junio en diversos lugares del Municipio.

Precisamente, uno de los anuncios del mandatario tuvo que ver con su intención de instaurar, cada año, la Semana Ambiental entre otras razones para garantizar que la preservación de los recursos naturales –en especial el agua- esté dentro de la agenda habitual del Municipio.

Y a propósito del agua, Donoso hizo un recuento de las millonarias inversiones que ha hecho en materia de acueducto, alcantarillado y saneamiento básico.

 

Hasta largas horas de la noche los presidentes de las 59 Juntas de Acción Comunal de Chía escucharon atentamente las dos partes –vecinos de La Balsa y administración- para darse una idea de lo que está sucediendo con el proyecto de la Planta de Tratamiento Chía II.

Por un lado, algunos vecinos de La Balsa, quienes manifestaron no haber sido tenidos en cuenta en la socialización del proyecto, y por el otro, la administración municipal, que en cabeza del Alcalde Leonardo Donoso, quien hizo un relato largo y detallado del proceso de socialización, al tiempo que dejó en claro que esta obra no es producto de su administración, sino de un proceso que data desde el año 2010.
El mandatario les aclaró a los miembros de las Juntas de Acción Comunal que el hacer la Ptar Chía II no es capricho, es un mandato pues el Consejo de Estado emitió una sentencia obligando a los 46 municipios de la cuenca, dentro de los cuales está Chía, a descontaminar el río Bogotá, y dentro de las obras del Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado el municipio tenía que construir dos Ptares.

Una, que tiene a la administración pasada en un limbo jurídico, y otra, denominada Ptar Chía II cuyos predios para su construcción se compraron en el 2010. (En la administración de Orlando Gaitán se compraron dos y en la de Guillermo Varela se compraron 12 para un total de 14 predios).

Donoso recalcó que aunque los vecinos de La Balsa efectivamente han sido los más interesados en el proceso de socialización, los cerca de 135 mil habitantes de Chía también deberían estarlo ya que es un proyecto que va a mejorar el tratamiento de las aguas residuales de toda la ciudad.

De igual manera Donoso resaltó el esfuerzo que ha realizado la administración en conjunto con EMSERCHÍA para concertar por el camino del diálogo con los vecinos de la Balsa a través de 15 socializaciones, al tiempo que explicó que hoy la misma Procuraduría está haciendo las exigencias para que se inicien cuanto antes las obras de construcción de la planta de tratamiento Chía II.

“La concertación que quiere la comunidad es adicionar al proyecto diferentes características técnicas de las que ya se tienen establecidas. Eso es imposible. Eso es poner en riesgo un proyecto” señaló el alcalde.

noticias2018