Inicio

Como parte del trabajo policial en la Ciudad de la Luna, este fin de semana al menos una decena de uniformados llegó hasta varios establecimientos nocturnos de las veredas La Balsa y Tíquiza para efectuar tareas de vigilancia y control.

La ofensiva policial, que contó además con la presencia del secretario de Gobierno, William Arias, y de uniformados de la Policía de Infancia y Adolescencia, empezó la tarde del viernes e incluyó la noche del sábado y la madrugada del domingo.

Dentro de los resultados se cuenta el sellamiento por 10 días y la multa económica para una cancha de tejo y billar en la vereda La Balsa por continuar en funcionamiento aún pasadas las 11 de la noche, horario permitido para este tipo de comercios.

Adicionalmente, el hallazgo de una bebé dormida dentro de un vehículo estacionado frente a un bar, lugar en donde se encontraba la madre aparentemente bajo los efectos del licor, también hizo parte de los resultados arrojados por los operativos.

La noche terminó con el hallazgo de una fiesta ilegal en la vereda Tíquiza, en donde al menos unas 500 personas debieron abandonar el lugar. “Pese a que se trata de un evento patrocinado por marcas reconocidas, no contaba con los permisos correspondientes de la Alcaldía. Procedimos a la terminación obligada del evento y a iniciar un proceso que seguramente terminará con una sanción económica", aseguró Arias.

La alcaldía de Chía a través de su secretaría de Movilidad envió un oficio, el pasado martes 5 de febrero, a la Superintendencia de Puertos y Transporte para la verificación a los estudios y la estructura de costos en las cuales se basan las empresas prestadoras del servicio intermunicipal para realizar el incremento en las tarifas.

Esto se da luego de las varias reclamaciones de la comunidad por el incremento de precios en los pasajes para viajará a Bogotá. Es importante recalcar que la alcaldía de Chia no tiene injerencia en el aumento de tarifas del transporte intermunicipal, que tiene libertad tarifaria como lo determina la Resolución No 3600 del 9 de mayo de 2001, es el Ministerio de Transporte el que lo regula y la Superintendencia de Puertos y Transporte quien ejerce la inspección y la vigilancia.

Así las cosas la Administración Municipal, que si tiene la posibilidad de regular el aumento en la tarifa del transporte público urbano e individual (taxi) el cual no ha incrementado, está a la espera de una respuesta de la Superintendencia que dé un mayor bienestar a la comunidad de la Ciudad de la Luna.

noticias2018