Inicio
  
     
 

 

El pasado sábado 22 de agosto, la Policía Ambiental y Ecológica en acompañamiento de la Dirección de Vigilancia y Control de la Secretaría de Salud se hicieron presentes en la vereda Fonquetá, atendiendo una denuncia ciudadana en la que se reportó la operación de un sacrificio clandestino de bovinos.

Una vez en el lugar, se realizó la incautación de aproximadamente 350 kilos de carne de res que fue sacrificada en un lote sin ninguna clase de permiso ni inspección sanitaria, lo cual puede poner en alto riesgo la salud de la comunidad, y que iba a ser comercializada en un expendio del mismo sector, incumpliendo con el Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana y la normatividad sanitaria vigente.

En consecuencia, al expendio le fue impuesta medida sanitaria de seguridad y será objeto del respectivo proceso sancionatorio por parte de la Secretaría de Salud. Igualmente, se procedió a impartir orden de comparendo al responsable del sacrificio.

Es importante recordar a todos los propietarios de los expendios de carne del Municipio, que estos establecimientos deben estar inscritos en la Secretaría de Salud, contar con autorización para operar bajo Decreto 1500 de 2007 y SIEMPRE deben comercializar carne procedente de plantas de beneficio autorizadas.

“Se continuarán realizando las acciones de vigilancia y control en el Municipio para minimizar riesgos que puedan afectar la salud de los habitantes de Chía e invitamos a la comunidad a que, si tienen conocimiento de esta práctica ilegal, lo pongan en conocimiento de las autoridades”, indicó el Dr. Carlos Parra Neira, Director de Vigilancia y Control de la Secretaría de Salud de Chía.

 

Noticias