Inicio

Luego de 26 debates cursados en el Concejo Municipal, el Proyecto de Acuerdo No. 09 de 2020, fue aprobado en la sesión plenaria del 22 de junio, con 9 votos positivos y 6 negativos, marcando el comienzo de una nueva etapa que determinará la gestión del período administrativo del alcalde Luis Carlos Segura Rubiano con su Plan de Desarrollo 2020 – 2023 “Chía Educada, Cultural y SEGURA”.

Así, se determinó un documento producto de un estudio juicioso, detallado y participativo, que nació de la iniciativa de un líder que hoy representa como alcalde los intereses de la comunidad, que se construyó con el convencimiento de un equipo, y se enriqueció con el aporte de muchas personas que quisieron participar del sueño de construir juntos la Chía soñada; un documento que guiará el destino de este territorio durante los próximos 4 años.

Con este importante paso inicia la consolidación de un gran reto que, a través de la gestión administrativa de un equipo de trabajo vinculado a través del compromiso y sentido de pertenencia con el Municipio, debe cumplir con el objetivo que enmarca este Plan de Desarrollo: “Consolidar un territorio sostenible mediante el restablecimiento de los ecosistemas y el uso eficiente de los recursos económicos y ambientales, donde la sinergia entre lo urbano y lo rural se refleje en asegurar la igualdad de oportunidades para el mejoramiento de la calidad de vida de la población; un Municipio incluyente que integre a la comunidad a través de la educación como base para la participación, la cultura ciudadana, el sentido de pertenencia y el arraigo por el territorio”.

Es la primera vez que un Plan de Desarrollo trae la ‘Educación’ como fundamento de su propósito, y al incluirla en su título, reafirma el valor que esta representa en cada una de las determinaciones de este gobierno. La educación es la base para la formación de mejores personas y, por ende, de mejores sociedades; la calidad educativa, sus programas, la capacitación docente, la adecuación de las instituciones y las amplias posibilidades de acceso a la población, serán garantía de que esta gestión valdrá la pena, porque sembrar en los niños dará sus frutos en los años venideros.

La ‘Cultura’ viene a priorizar igualmente este trabajo, para rescatar cada una de las expresiones que enmarcan la identidad del Municipio y su gente, las cuales deben mantenerse y destacarse dentro de los propósitos de cada una de las metas que traigan consigo el componente contenido social.

Y la ‘Seguridad’, proyectada más allá de la protección y defensa de la población, se trata de inyectar certeza, confianza y convicción en cada uno de los proyectos que se emprendan y que deben propender a mejorar la calidad de vida de los habitantes del Municipio.

De esta forma, el Plan de Desarrollo 2020 – 2023 “Chía Educada, Cultural y Segura” está listo para materializarse. Con un eje transversal enfocado a la educación para la ciudadanía, el buen gobierno y el arraigo territorial, está integrado por 5 ejes fundamentales: Social y Productivo, Equipamiento e Infraestructura Incluyente del Territorio, Territorio Ambiental y Sostenible, Ciudadanía, Civismo y Seguridad, y Buen Gobierno, Tecnología y Eficiencia Administrativa; y está estimado en un monto de inversión de $1.099.714.515 para llevar a cabo cada una de los 45 programas con las 287 metas establecidas, soportándose en la planeación como estrategia clave para lograr su acertada ejecución y en la participación ciudadana como  ingrediente fundamental.

Los alcances del Plan de Desarrollo son ambiciosos y por ello trae inmersos proyectos de alto impacto que redundarán en el logro de los objetivos propuestos. Chía se proyecta entonces, hacia la materialización de un gran equipamiento en obras, todas con un componente social, entre las que se destacan la construcción del centro de alto rendimiento deportivo y el centro municipal de discapacidad, 6 jardines sociales, dos estructuras nuevas para las IEO Diversificado y Diosa Chía y la terminación del José Joaquín Casas, Escrivá de Balaguer y Santa María del Río; además, la gestión para la construcción de un Cable Aéreo como atractivo turístico, generador de empleo y adicionalmente, una nueva infraestructura para el Hospital San Antonio de Chía, de la mano del departamento, para convertirla en referente de segundo nivel, lo que cambiará las condiciones de atención en salud para los habitantes de Chía y la región.

Así mismo, se destaca el proyecto para la construcción de 1.000 viviendas de interés social, el traslado y adecuación de la sede del Terminal de Transportes, la construcción de espacio público incluyente con 15.000 metros cuadrados de infraestructura nueva, varios kilómetros de vías municipales y la Troncal del Río.

El tema medio ambiental sigue en marcha con determinaciones contundentes de cara al cumplimiento de la Sentencia del Río Bogotá y la protección de los recursos; en esta medida, se desarrollará la construcción y funcionamiento de la PTAR I, junto a la puesta en marcha, estabilización y mantenimiento de la PTAR II; la construcción de la escombrera, del centro de bienestar animal y, como tema imprescindible, la red alterna de acueducto para Chía.

Finalmente, la pandemia hace que los proyectos se reinventen y se ajusten para la protección de la vida y la salud, y cabe resaltar que en este Plan de Desarrollo las metas también se enfocaron a la contingencia, pues Chía no ha sido ajena al impacto social y económico del Covid-19. Razón por la cual, los proyectos de impacto tienen un componente que se proyecta a la mitigación de las adversidades y a fortalecer las familias y la dinámica social con los elementos que exige la nueva normalidad: conectividad, garantía de los servicios públicos, fortalecimiento de la Central de Emergencias, techo para las familias, infraestructura y servicios hospitalarios y el fortalecimiento de los procesos para la atención virtual al ciudadano, son entre otras, las metas planteadas e inmersas en los diferentes programas.

Se trata de una planificación que contempla una visión territorial diferente, enfocada al factor social y a la sostenibilidad del territorio, que busca preservar la riqueza natural del Municipio y poner un freno al crecimiento desaforado e inconsistente con desarrollo de vías y disponibilidad de servicios básicos. “La gente de Chía debe empezar a sentir que trabajamos juntos por conservar la ciudad que soñamos, protegiendo la riqueza humana y natural del territorio, conservando las raíces muiscas y la cultura que nos caracteriza, luchando por aportar en la protección de las familias y su acceso a posibilidades de crecimiento, embelleciendo la cara de Chía para ser modelo de región integrando estrategias que beneficien el desarrollo. Vamos a mantener una estructura de ciudad donde el recurso más valioso sea la gente, trabajando por cada ciudadano y sus circunstancias, con decisiones que impacten de forma positiva y eficiente sobre la calidad de vida de los habitantes de Chía” puntualizó frente al tema, el alcalde Luis Carlos Segura Rubiano.

Así comienza el camino hacia la construcción de la ‘Chía Educada, Cultural y Segura 2020 - 2023’.

 

Noticias