Inicio

 

         

                                      

La comunidad de la Vereda Tíquiza unida, logra hoy un objetivo luchado por casi 8 años: erradicar la maleza que ha crecido sin control, invadiendo el vallado, la calle y hasta el alumbrado público del sector Villa Juliana, en una vía que se extiende por casi 2 kilómetros, desde la esquina de la subida a Tabio, Sector La Portada, hasta la esquina de la antigua Tienda Campesina.

A través de la Junta de Acción Comunal y con el apoyo de la Administración Municipal se inició un trabajo mancomunado en donde se unen la mano de obra de los vecinos del sector con la maquinaria, volquetas y personal de EMSERCHIA y la Secretaría de Medio Ambiente, para solucionar uno de los principales problemas del sector.

Trabajaremos los días que sean necesarios para terminar la tarea” coinciden en afirmar los habitantes de Tíquiza quienes adelantarán la labor de poda sin pausa, para erradicar de tajo un problema que los ha afectado, no sólo en el tema ecológico, sino que además, les ha traído problemas de inseguridad, consumo de drogas, enfermedades e incluso ha llegado a obstaculizar el alumbrado público aún cuando las luminarias fueron reemplazadas recientemente.

Más de 20 personas se encuentran trabajando hombro a hombro, dispuestos a erradicar la maleza que ha crecido sin control y sin responsables, bajo el liderazgo de Sandra Carreño, miembro del Comité de Convivencia y Conciliación, quien nos comenta que “es de las mejores cosas que le han pasado a Tíquiza en años, porque por fin podemos tener limpio el costado occidental de nuestra carretera y para nosotros como comunidad esta experiencia representa más unión, más cohesión y mayor colaboración. Estamos muy agradecidos con el alcalde Donoso por habernos dado la mano.

 

Noticias