Inicio
Como resultado del aviso de la comunidad, y del rápido accionar del cuadrante, ayer en la mañana la Policía interceptó a una pareja de sospechosos que merodeaba el barrio Los Zipas llevando consigo un revólver 38 corto.
 
La  pareja fue trasladada y puesta a disposición de las autoridades por el delito de Trafico, fabricación y porte de armas de fuego, municiones o explosivos. La moto fue inmovilizada.
 
De otro lado, y también gracias al aviso de los vecinos, en la vereda Tíquiza los uniformados lograron el hallazgo de una maleta con una pistola 9 milímetros con dos proveedores y 21 cartuchos;  y un revolver calibre 32 con 6 cartuchos. 
 
El armamento, acorde con las pesquisas de los uniformados, lo habrían abandonado en su huida los ocupantes de un vehículo Renault Logan gris que al parecer merodeaban la zona con la intención de ingresar a una vivienda desocupada el pasado primero de enero. 
 
Por último, y en una tercera acción policial que se originó gracias a las cámaras de video-vigilancia, el pasado 30 de diciembre uniformados capturaron a un individuo vendiendo estupefacientes. El cuadrante lo interceptó y le halló en una maleta  3 panelas de marihuana que pesaban 3.200 gramos. Ese individuo fue puesto a disposición de autoridad competente.
 
“Estos tres golpes a la delincuencia son el fruto del trabajo conjunto entre la comunidad y las autoridades. Como es de suponerse, estas fechas decembrinas y de nuevo año son aprovechadas por los delincuentes. Así que hago un llamado para que los vecinos de Chía sigan confiando y trabajando de la mano de nuestra Secretaría de Gobierno y por supuesto de nuestra Policía”, dijo el alcalde Leonardo Donoso.

Noticias