Inicio

Aunque la historia de amor entre José Vicente y su esposa no tiene nada que envidiarle a la de Romeo y Julieta, la verdad es que pasaron tres cuartos de siglo para que este adulto pactara por primera vez en su vida una romántica ida cine con su esposa.

La verdad es que ninguno de los dos había estado jamás ante una pantalla tan grande, tomados de la mano y sosteniendo crispetas, sendos perros calientes y gaseosa.

Ocurrió este lunes 11 de septiembre en el Centro Comercial Centro Chía. José Vicente, su esposa –que también bordea los 80 años- y otros 814 abuelos del Municipio fueron a cine. Muchos lo hacían por primera vez. Muchos otros trataban sin éxito de recordar la última vez que lo hicieron.

“Pensé que ir a cine era sentarse aquí en la Plazoleta a ver televisión. La verdad nunca me imaginé que era en este salón oscuro y con estas sillas tan cómodas”, aseguró José Vicente Buitrago, un dulce adulto mayor con una sonrisa de tres dientes.

La jornada hace parte de un programa de la Secretaría de Desarrollo Social que busca mejorar la calidad de vida y el aprovechamiento del tiempo libre. “Esta jornada se repetirá este 13 de septiembre en alianza con Cine Colombia y la coordinación del operador del programa la Fundación Municipalidad. Arrancamos el lunes pasado y, la verdad, ha sido una actividad llena de satisfacciones y alegría”, aseguró Ximena Galvis, jefe de ese despacho de la Alcaldía.

Además de la película –No se aceptan devoluciones-, los abuelos almorzaron y ‘vitriniaron’ y, los que iban en pareja como don José Vicente- se enamoraron.