Inicio

 

En el marco de la II Semana de la Movilidad adelantamos junto con la Secretaría de Salud una jornada de medición de tensión arterial y glucometría y de capacitación de hábitos saludables en la que involucramos a los conductores de transporte público de Chía. El resultado aterra: más del 40 por ciento padece un riesgo cardiovascular.

Y es que los malos hábitos nutricionales de esta población se vieron reflejados en los resultados de los exámenes. Las pruebas de tensión arterial mostraron sobre todo problemas de azúcar o tensión alta.

Y aunque las estadísticas en salud que arrojó la jornada suponen un logro importante en el camino hacia la calidad de vida de esta población, el derrumbe de mitos y falsas creencias que abundan en ese gremio fue, quizá, nuestro logro más importante. Con frecuencia se cree que estar gordo es sinónimo de estar sano… o que si uno no desayuna pues almuerza dos veces y listo…Nuestros profesionales idóneos les explicaron a los conductores que todo esto son solo mentiras y que, por el contrario, denotan un riesgo grave para la salud.

Si mejoramos el estilo de vida de los conductores de transporte público, garantizamos bienestar laboral y prevenimos las posibles dificultades en la prestación del servicio.

Noticias