Por cerca de 15 años, la empresa de distribución y comercialización de energía eléctrica, Codensa, podría haberle estado haciendo cobros inexistentes al municipio de Chía por concepto de alquiler de infraestructura eléctrica, es decir, de los postes en donde se alojan las luminarias.

Así lo dio a conocer el alcalde de Chía, Leonardo Donoso Ruiz, quien explicó que la advertencia por lo que podría ser una multimillonaria deuda de la empresa con el municipio la hace luego de que la Contraloría de Cundinamarca le pidiera establecer de quién es el propiedad de dicha infraestructura. Precisamente en eso ya empezó a trabajar el equipo jurídico del municipio.
“En el año 97 hay una escritura donde la (entonces) Empresa de Energía de Bogotá transfiere este patrimonio (los postes de la luz) a Codensa. Nosotros investigamos y encontramos que, en el caso puntual de Chía, la infraestructura no fue transferida a título de venta, sino simplemente fue entregada a título de tenencia. Creemos que esa infraestructura es nuestra. No habría objeto para haber hecho esos cobros”, explica Donoso.
De acuerdo con datos oficiales, Chía paga cerca de 4 mil millones de pesos al año por concepto de alumbrado público. La cifra incluye los conceptos de operación, mantenimiento, expansión, arrendamiento y suministro de la energía que hace Codensa.