Inicio

En una rueda de prensa el comandante de la Policia de Cundinamarca, Coronel Edwin Chavarro confirmó el hallazgo del cuerpo sin vida de la bebé que las autoridades buscaban angustiosamente desde la noche del sábado y en la que la administración de Chía en cabeza del alcalde Leonardo Donoso y el Secretario de Gobierno William Tamayo estaban al frente.
El fatal desenlace se da luego de la captura en el Meta de Alexander Ospina Castro, el padre no biológico de la menor, quien confesó el lugar donde había abandonado a la pequeña.
De inmediato las autoridades se trasladaron al cerro de la Valvanera donde hacía las 10:00 de la mañana fue hallado el cuerpo sin vida de María José.
El alcalde Leonardo Donoso envió un mensaje de condolencia a la familia e invitó a la ciudadanía de Chía a maximizar las protección de los menores.

En San Carlos de Guaroa, en el Meta, el Gaula de la Policía localizó esta madrugada a Alexander Ospina Castro, el hombre de 31 años que el pasado sábado desapareció llevando consigo a su pequeña hija no biológica de 4 meses.

Al cierre de este comunicado, las autoridades no daban aún con el paradero de la niña que, acorde con los testimonios de Alexander - a los que los investigadores no le dan mucho crédito- estaría en manos de desconocidos, a quien él se las regaló.

Tras conocerse la noticia del hallazgo del hombre, y luego de más de 50 horas de angustiosas pesquisas, el alcalde Leonardo Donoso dio instrucciones precisas al secretario de Gobierno del Municipio de intensificar la búsqueda.

A los 5 millones de pesos ofrecidos por la Alcaldía de Chía por información que conduzca al paradero de María José, la bebé que desapareció en compañía de su papá este sábado en la vereda Cerca de Piedra, la Policía Nacional adicionó 15 millones de pesos más de recompensa.

El hombre, identificado como Alexander Ospina Castro y quien se llevó a la niña la tarde de este sábado luego de una pelea conyugal con su pareja Yudis Pereira, habría sido visto en uno de los billares de la zona céntrica de Chía, sin la bebé.

Las investigaciones, en las que trabajan sin descanso la Secretaría de Gobierno e investigadores y efectivos de la Dijín, el Gaula e Infancia y Adolescencia de la Policía Nacional, apuntan también a que el hombre pudo haberse trasladado al departamento del Meta, en donde testigos aseguran haberlo visto.

El hombre, procedente de la Costa Caribe y quien llevaba poco más de un mes residiendo en Chía junto con su compañera y con la bebé, vestía un jean azul desgastado, tennis verde flúorescente y camiseta gris de mangas largas.